Cuando hablamos de Creatividad Emocional nos referimos a la capacidad que tienen las personas de realizar propuestas creativas para solucionar situaciones diferentes, no sólo desde su experiencia previa, sino también desde su experiencia vital, de su personalidad y de la forma de sentir e interpretar las emociones que le pueden provocan dichas situaciones.

Creatividad emocional valencia, coaching

 

 

 

 

 

Cuando actuamos de manera racional -dejando a un lado las emociones- solemos agudizar nuestra autocrítica lo cual suele ser el típico bloqueo entre las personas y su Creatividad Emocional. Si esto sucede solemos limitar nuestras acciones a aquellas que nos parecen más seguras y perdemos el interés por innovar. En estas situaciones olvidamos nuestras habilidades creativas, innatas desde niños, como investigar, jugar, inventar, crear y trabajar con la energía que provocan algunas emociones como la pasión. Despertar y desarrollar laCreatividad Emocional nos permite despertar estas capacidades y nos conduce a trabajar con espontaneidad, lo que nos aleja de los bloqueos y nos ayuda a superar muchos de los obstáculos que nos encontramos día a día en nuestros proyectos.

 

La Creatividad Emocional se define como una habilidad para experimentar y expresar combinaciones de emociones originales, eficaces y honestas para generar ideas y pensamientos diferentes a los esperados normalmente y que aportan un valor diferencial a lo previsto.

En situaciones de tensión o amenaza un individuo puede presentar emociones que provoquen bloqueos como terror o vergüenza, las personas que trabajan desde la creatividad emocional generan situaciones innovadoras para estos bloqueos ya que experimentan con sus emociones variándolas o generando específicas. Estas personas también exploran sus propias emociones, aceptándolas y comprendiéndolas, lo que le permite tener una predisposición más abierta y honesta a experimentar nuevas emociones.

La transformación social o empresarial  desde las búsqueda de nuevas formulas, nuevos mercados, nuevos productos o nuevas ideas no sólo se tiene que plantear en momentos de dificultad, es fundamental la reinvención continua y  una búsqueda de la innovación proactiva.

Desde la Creatividad Emocional es imprescindible plantear esta transformación desde la persona, para ella y por supuesto con ella. Las comunidades, las organizaciones, las empresas y los equipos están formados por diferentes personas, con ideas, emociones, sentimientos, percepciones, necesidades y expectativas muy dispares. Y hablamos de un concepto de modelado global que vendrá de la mano del desarrollo de estas personas que forman esas sociedades, empresas, organizaciones…

El cambio es posible, sólo hay que empezar por creer en él.